Mudanzas Y Niños

Las mudanzas son una fuente de estrés para los adultos que las realizan y también para los más pequeños que de manera indirecta pueden sufrir un trastorno psicológico.

La casa en la que han crecido ya no es el nido familiar acogedor al que están acostumbrados, ahora todo está en cajas, sus juguetes empaquetados, su hogar se convierte en un lugar desconocido, sin hablar de la envergadura de la mudanza, porque no es lo mismo seguir en la provincia que cambiar de región o de país con una mudanza internacional.

En la mayoría de los casos, los niños se encuentran sorprendidos y los padres no cuentan con su opinión cuando deciden realizar una mudanza. Este aspecto puede crear una cierta incertidumbre: ¿A dónde me llevan? ¿Veré a mis amigos? ¿Qué voy a hacer si me tengo que hacer nuevos amigos? ¿Cómo será el colegio?
El ritmo de vida al que estaban acostumbrados se altera de manera significativa, y ante estos casos puede que algún tipo de rebeldía se instaure porque el paso de una zona de confort a una zona desconocida en niños resulta brutal, y por lo tanto el periodo de adaptación al igual que los adultos puede ser largo.

mudanzas-niños

¿Cómo hacer entonces para evitar en la medida de lo posible tales estragos en los niños? Te damos algunos consejos:

  • Advertirles que un cambio sustancial llegará en los próximos meses y que os gustaría tener su opinión.
  • Darle respuestas que garanticen su tranquilidad como que el nuevo destino está lleno de ventajas, de niños de su edad, que el entorno es agradable y que en la vida la adaptabilidad y el cambio es enriquecedor. Si se trata de una mudanza internacional, el cambio de vida en los niños será consecuente con el idioma y la nueva cultura, los mayores deben presentar este acontecimiento como algo positivo y enriquecedor para su vida futura.
  • Hacerles partícipes de las mudanzas y que comiencen a empaquetar sus pertenencias.
  • Aportarles protección y seguridad en todo momento.

El papel de una empresa de mudanzas resulta crucial cuando hay pequeños en casa. Si para un adulto es una tarea engorrosa y dura, para un niño una mudanza resulta agotadora. Los profesionales de la empresa de mudanzas que haya contratado deben adaptarse a la presencia de niños y actuar en consecuencia con la mayor protección posible y realizando las tareas de manera minuciosa y sin realizar ruidos extremos. Una empresa de mudanzas tiene una misión logística, gestión y de mantenimiento para llevar la mercancía de un origen a un destino, pero es también la mano invisible para aportar tranquilidad y confort a la familia con niños que emprende una mudanza internacional o nacional.

Calculadora de presupuesto de mudanza de Grupo Amygo
Soluciónalo en 2' minutos
Tu presupuesto sin compromiso

Tipo de facturación

Tipo de mudanza