El empaquetado perfecto en mudanzas internacionales

El cambio de domicilio siempre es un reto inquietante: casa nueva, vecinos diferentes y, por delante, un entorno que explorar. Sin embargo, antes, demanda un trabajo incesante de planificación y embalaje que exige manejar ciertos conocimientos para que el traslado se realice con éxito. Sobre todo, en las mudanzas internacionales, cuando tus enseres recorrerán muchos kilómetros en carretera o, incluso, cruzarán el océano. Por supuesto, siempre existen servicios de embalaje en empresas de mundanzas internacionales que harán menos estresante esta tarea, pero, si estás decidido a hacerlo por tu cuenta, sigue los siguientes consejos:

1. Encuentra cajas resistentes: de cartón, pero que sean capaces de aguantar 20 kg, como máximo. Asegúrate de poner dos buenas tiras de papel de celofán en forma de cruz en la base de la caja para alcanzar mayor rigidez y evitar su deterioro.

2. Envuelve tu cerámica, cristales, vajillas y lámparas y todo el material frágil que quieras conservar. Durante las mudanzas, las cajas pueden sufrir vaivenes, sobre todo, si eres tú mismo quien las llevas en el coche. Papel de periódico o el plástico con bolitas son estupendos amortiguadores para conservar intactas tus cosas más delicadas. En este sentido, el traslado de empresas garantiza un transporte bien anclado y seguro. Un alivio para quienes guardan objetos antigolpes de gran valor.

3. No mezcles nunca los objetos de una habitación con los de otra. Si tienes varias estanterías, sitúa los objetos de cada una de ellas en la misma caja y anota en su exterior una referencia clara que te haga saber qué hay en su interior sin necesidad de tener que abrirla.

4. Comienza a embalar los objetos que no estás utilizando actualmente para no quedarte sin ellos. El proceso de empaquetar puede durar días. Te recomendamos comenzar a meter en cajas la ropa de abrigo (si hace calor) y viceversa, así como otros enseres que no vayas a necesitar hasta el último momento. En este sentido, la cocina puede ser lo más costoso de empaquetar: en estos días de cajas, termina con los productos cuya caducidad está próxima. Puede ser muy útil dejar unas latas de conservas fuera de las cajas para comer. Al fin y al cabo, las compras que vayas a realizar en estos últimos días van a ser muy pequeñas.

Electrodomésticos (lavadoras, lavavajillas, televisores…), sofás, somieres, canapés y otras pertenencias de grandes dimensiones no caben en cajas. Ya te habrás dado cuenta. Quizás necesites contactar con empresas que cuenten con su propia flota, operarios y conductores especializados. Existen empresas de mundanzas a Berlín, Londres, París, Múnich y cualquier lugar de Europa e, incluso, de traslados transoceánicos que te podrán echar una mano. Pide un presupuesto para mudanza y cuéntales lo que necesitas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *